18.10.10

PLUP: Proyecto Latinoamericano (de) Unión Poética

Javiera Pérez Salerno


Un periódico viejo y el sol de Maracaibo hicieron que Javiera Pérez Salerno, joven poeta y editora argentina, me escribiera un e-mail a mediados de julio. Estaba de paso en Venezuela y me proponía un encuentro casual para conversar sobre su peculiar propuesta editorial: el Proyecto Latinoamericano (de) Unión Poética (PLUP). Su viaje de seis meses por Latinoamérica finalizaba en Caracas, donde pretendía contactar a poetas y editores que colaboraran con la expansión de este proyecto. Javiera venía de muy lejos para ofrecer a los poetas de mi tierra las páginas de unas ingeniosas plaquetas —descargables, imprimibles, inteligentemente curadas e impecablemente diseñadas— que están destinadas a convertirse en una referencia alternativa de la poesía latinoamericana. Evidentemente, yo no podía rechazar una invitación como esa.

Hasta entonces no había caído en cuenta de la urgencia con la que necesitamos una mayor integración literaria latinoamericana. El paraíso hiperenlazado que prometía Internet no ha demostrado ser más que una desastrosa ebriedad de la atención. “YouTube es Dios ebrio”, tuiteó alguna vez Maily Sequera, joven poeta venezolana. Internet es la caótica imagen de lo que sería la literatura sin la existencia de un ejercicio crítico encargado de brindar (aunque sea mediocremente) alguna contención a lo que de otra forma no sería sino un corpus confuso y enorme de libros publicados. Sin lucidez crítica, ni la literatura ni Internet tienen esperanza de hacerse un cuerpo inteligible, con un sentido y un rostro: describir el entramado de las obras es descubrir el flujo de una posible coherencia. La mayoría de los blogs y revistas digitales que conozco hablan de narradores, poetas y libros. ¿Cuántos hablan de otros blogs?, ¿cuántos se dedican a ordenar y evaluar el contenido de los cientos de blogs literarios dispersos en el hiperespacio? El pequeño pelotón de blogueros y críticos literarios venezolanos 2.0 no presta demasiada atención a lo que debiera ser una de sus principales especialidades: la literatura en Internet.

Por otra parte, libros importantísimos para el futuro de la poesía en español como Bajo la piel, los días (2010) de Eduardo Moga, Calor (2008) de Manuel Vilas o Postpoesía (2009) de Agustín Fernández Mallo sólo nos llegan en fragmentos y fotocopias o gracias a amigos que viajan: igual que hace veinte o treinta años. En parte es falso aquello de que Internet nos facilita la tarea de acceder a lo que se escribe en el resto del mundo: por ahora Google sólo es un falso aleph, apenas una simultaneidad que poco puede hacer contra nuestro ancestral desabastecimiento.

Pero no debemos permitir que el escepticismo nos nuble la visión. El Proyecto Latinoamericano (de) Unión Poética (PLUP), conformado desde 2009 por Javiera Pérez Salerno, Ana Laura Rivara, Cecilia Eraso y los diseñadores gráficos Eliana Iñiguez y Francisco Erian, tiene el valor de ser —además de una plataforma excepcional para la difusión de nuevos poetas— una referencia crítica en un momento en el que los jóvenes comenzamos a dudar de la efectividad de lo virtual como única vía para el intercambio literario. La necesidad de leernos nunca ha perdido vigencia: leernos para conocer nuestro lugar, para unirnos más como continente y para entrever los nuevos paradigmas poéticos que ya comienzan a revelarse.

De la página web del proyecto pueden descargarse cada una de las 20 plaquetas de los autores argentinos, peruanos, ecuatorianos y venezolanos que han sido editados hasta ahora. Próximamente serán publicados poetas colombianos, costarricenses y nicaragüenses, que estarán igualmente disponibles para ser impresos, fotocopiados, plegados y compartidos por toda Latinoamérica. En el reverso de cada edición se explica: “Una plaqueta igual a la que tenés en tus manos está siendo distribuida en este mismo momento por las rutas de Latinoamérica desde Potosí hasta México DF, abandonada en bares, deslizada en bolsos de viajeros, compartida por manos impensadas. Una plaqueta idéntica está siendo descubierta por ojos iguales a los tuyos. Leela, fotocopiala, pasala”. Es la poesía viajando con la instantaneidad de lo digital —y también a pie por las carreteras del continente— para hacerse papel entre los dedos, objeto legible, coleccionable: un verdadero puente.

Pienso que algunos de los materiales más valiosos de PLUP —por la nerviosa novedad de sus propuestas poéticas— son los de Jonás Gómez, Carlos Gradín, Valeria Meiller, Sol Echevarría, Oliver José Glave Raggio y Giancarlo Huapaya Cárdenas. Cada plaqueta incluye las señas necesarias para contactar a sus autores y ahondar en la complicidad de la lectura.

Mi plaqueta "Caracas" inaugura la primera ronda de poetas venezolanos que serán publicadas por PLUP. Las otras dos son Línea Azoprieto, del merideño David Parra, y Cotidiano, del zuliano Miguel Ángel Hernández. Pronto otros nombres nacionales se sumarán a esta aventura continental.

Lea, descargue, fotocopie y comparta haciendo click aquí:

01. Zorzales en Munro de Jonás Gómez (Argentina) 
02. Cae la tarde y (spam) de Carlos Gradín (Argentina) 
03. Los monstruos de Juan Diego Incardona (Argentina) 
04. La gran aventura de Javiera Pérez Salerno (Argentina)  
05. Orientación Este de Cecilia Eraso (Argentina) 
06. Conejos de Vanessa Meiller (Argentina) 
07. Va a venir un huracán de Paula Peyseré (Argentina) 
08. Blus del cani de Sebastián Morfes (Argentina) 
09. Selección de Horacio Fiebelkorn (Argentina) 
10. Sodámbulo de Martin Furlong (Argentina) 
11. Road Movie de Sol Echevarría (Argentina) 
12. Selección de Ana Laura Rivara (Argentina) 
13. Para escribir la forma en que caen algunos muertos de Diego Sánchez (Argentina) 
14. Selección de Mariana Pérez Salerno (Argentina) 
15. La idea era irnos aún niños de Oliver José Glave Raggio (Perú) 
16. Espíritu creciente de una humilde proyección de Tilsa (Perú) 
17. AWA. Muestra itinerante por el río Rimac de Giancarlo Huapaya Cárdenas (Perú) 
18. Los ganadores y yo de Fernando Escobar Páez (Ecuador) 
19. Labor-Domestic de Silvia Stornaiolo (Ecuador) 
20. Caracas de Santiago Acosta (Venezuela)
21. Línea Azoprieto de David Parra (Venezuela)
22. Cotidiano de Miguel Ángel Hernández (Venezuela)

PLUP: Proyecto Latinoamericano (de) Unión Poética:


Javiera Pérez Salerno
Ana Laura Rivara
Cecilia Eraso
Eliana Iñiguez
Francisco Erian